(34) 951 137 106 - 601 733 911


Es muy importante saber que, aunque la figura del psicólogo
o pedagogo es necesaria, también lo es la aplicación de técnicas para la mejora
de la atención desde casa. 
Los problemas de atención son básicamente psicológicos,
por lo que el tratamiento debe ir en esa línea y aunque, en ocasiones, vaya
acompañado de tratamiento farmacológico, este no debe sustituir a la terapia
psicológica.
El tratamiento psicológico para la mejora de las
dificultades de atención se basa en diferentes técnicas cognitivas: Entrenamiento en estrategias cognitivas,
Entrenamiento en autoinstrucciones, técnicas conductuales, técnicas operantes:
reforzamientos y castigos, entrenamiento en autocontrol, etc.
Las técnicas
cognitivas
son procedimientos basados en la utilización del pensamiento y
el lenguaje que se pueden concretar en conductas como pensar, razonar o
solucionar problemas (conductas cognitivas). Ya sabemos que como cualquier otra
habilidad, la atención se adquiere por medio del ejercicio, por lo que es
primordial conseguir que el niño se acostumbre a realizar ejercicios de
atención de forma sistemática
. Básicamente hay que conseguir que el niño
aprenda a aprender y aprenda a pensar (no nacen sabiendo aprender, ni nacen
sabiendo pensar). Esto es útil para todos los niños y necesario para los que
tengan problemas de atención. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la
edad del niño, porque cuanto mayor sea más difícil será mejorar la atención.
Deben practicar constantemente ejercicios con un mínimo de 3 meses y la duración de las actividades debe estar en
relación a su déficit atencional. Está bien de 15 a 20 minutos diarios. Los
ejercicios pueden ser autoaplicables, pero en el caso de niños con nivel de
atención muy bajo es recomendable que sean dirigidos por un adulto. 


Algunas actividades más dinámicas y divertidas que podemos realizar con
los/as niños/as para trabajar los distintos tipos de atención: 

LABERINTOS:  Con
ellos se trabaja la atención selectiva ya que debe obviar el resto de caminos y
encontrar el correcto, además de concentrarse en la actividad para encontrar
esa unión.
 

ENSARTAR BOLAS: Necesitamos una cuerda y bolas de distintos   
colores, a continuación le presentamos una serie, la cual debe repetir. Con
ello, trabajamos atención selectiva y atención sostenida.

JUEGOS DE BÚSQUEDA DE LA PAREJA: Trabajamos memoria, atención selectiva y
asociación visual.

BÚSQUEDA DE DIFERENCIAS: Juegos de buscar las 7 diferencias entre
una imagen y otra. Trabajamos atención selectiva y sostenida.
 

BUSCAR EN UN DIBUJO: Los libros tipo “¿Dónde está Wally?
Fomentan el trabajo de atención selectiva y sostenida.

PALABRAS ENCADENADAS: Se trata de decir palabras que empiecen por
la sílaba que acabó la última palabra que se dijo. Por ejemplo:
casa-sapo-pozo-zócalo-lobo-bola.  Trabajamos atención selectiva y conciencia
silábica.

SOPA DE LETRAS: trabajamos atención selectiva y atención
sostenida.